Pocahontas.

Hoy descubrí como tu infancia (las cosas que lees, las cosas que escuchas, con las que jugaste, las que te dijeron…) marca irremediablemente el curso de tu vida, hoy descubrí que soy ella: POCAHONTAS.

(Os animo a que lo hagáis vosotras también, y comprobar si estáis de acuerdo con los resultados)

 

Todo empezó en una clase, nos dijeron pensar en vuestra princesa favorita, seguidamente nos pusieron este video: http://www.youtube.com/watch?v=036SSE55oEc

 

La primera princesa que vino a mi cabeza, fue ella: Pocahontas “Un espíritu libre que se debate entre hacer lo correcto o seguir a su corazón”

De pequeña me empeñé en tener a Barbie Pocahontas, tal y como cuenta mi madre quería ver su película una y otra vez, me sabía y me sé aún hoy toda su banda sonora. Son mis canciones, canciones que todavía hoy sigo escuchando. Necesito escuchar esto: http://www.youtube.com/watch?v=hVVSpA5kfHA cada vez que quiero tomar una decisión. Es mi canción.

Pero ahí no quedo la cosa… una de mis compañeras de piso, María, me paso un test, para prácticas el inglés de forma divertida: http://www.chacha.com/topic/disney/quiz/532/which-disney-princess-are-you. ¿Adivináis qué resultado obtuve? SI, ELLA OTRA VEZ.

Y esta es la traducción de lo que decía mi resultado:

“Un espíritu libre que busca aventura. También tiene un fuerte amor por la naturaleza y lucha por la paz. Su tendencia a aceptar a otras personas, incluso si son diferentes a ti, ¡es muy admirable! Sólo asegúrate de ver tu espalda, las personas que no aprueban tu comportamiento puede tratar de derribarte.”

Asique pensé que todas las señales me llevaban a ver Pocahontas 2, aunque soy de las personas que creen que las segundas partes nunca fueron buenas y no suelo verlas. Pero me arriesgué a verla y hubo algo que sorprendió, no sé si para bien o para mal… pero me dejó dudosa, por lo que decidí comprobar si mi personaje de cuento que tanto ha significado en mi vida existió y cuál fue su verdadera historia.

Os dejo el principio de un vídeo que muestra su historia: http://www.youtube.com/watch?v=zLt5RfHmOfQ

Aunque os la voy a contar brevemente, pues seguro que muchos de vosotros jamás os lo hayáis planteado.

Su verdadero nombre era Matoaka.

Sin embargo cuando comenzó a hablar con los colonos fue cuando empezaron a llamarla “Pocahontas” (algo así como “traviesa”, “caprichosa”..) Y finalmente terminó llamándose Lady Rebbeza o Rebbeca Rolfe.

Pocahontas vivía en Virginia, la cual fue colonizada en 1607, entre los colonizadores se encontraba el explorador y escritor John Smith. Los colonos construyeron un fuerte, mientras los nativos les vigilaban y seguían su vida de pesca y cultivo.

Sobre la niñez de Pocahontas poco se conoce, sin embargo se dice que sobre esta época Pocahontas tenía unos 10 u 12 años.

 

 

John Smith fue capturado por el jefe de la tribu (Powhatan). Cuando estaba a punto de ser ejecutado, la joven Pocahontas se tiró encima de su cuerpo para protegerlo. (Aunque dicen que no creen que fuera por amor, pero es de libre interpretación). Pues la versión de John Smith es la única información que tenemos de este hecho, y tardó en hacerlo público.

Se dice que en 1608 Pocahontas salvó nuevamente a Smith, ya que éste y algunos colonos más habían sido invitados a Werowocomoco por el Jefe Powhatan en términos amistosos, pero Pocahontas sabía la verdad y fue hasta donde estaban los ingleses para advertirles que en realidad su padre planeaba matarlos. Gracias a esta advertencia, los ingleses quedaron en guardia y el ataque nunca llegó.

Más tarde Pocahontas es capturada por los ingleses en 1613, su propósito era pedir a algunos ingleses que tenía Powhatan a cambio de la joven. Diferentes versiones existen de este hecho, sólo que permaneció un año de espera con los ingleses mientras le enseñaron la religión cristiana y el desarrollo del inglés.

Pocahontas no amó hasta su muerte a John Smith, pues nunca estuvo enamorada de él, simplemente era su amigo, aunque le dijeron que estaba muerto. Cosa que comprobó nuestra querida Pocahontas al llegar a Inglaterra y verle vivo.

Pero en 1614 Pocahontas se casó con John Rolfe (hombre viudo), el cual al llegar a América se enamoró de Pocahontas. A pesar de la diferente religión, él escribió una carta al gobernador pidiendo permiso para el enlace y así salvar el alma de Pocahontas que no era cristiana. Pocahontas se convirtió en la primera india bautizada y tomó el nombre de Rebecca. Y la utilizaron para mostrar a los colonos que los indios podían cambiar.

 

La pareja vivió feliz (aunque no existen documentos que demuestren que Pocahontas amara realmente a este hombre) en la plantación de Rolfe, y tuvieron un hijo, Thomas Rolfe, que nació el 30 de enero de 1615, un año después de su matrimonio.

Un año más tarde de la recepción, la joven india cristianizada y apodada Lady Rebbeca quiso regresar a su tierra. Sintió la llamada. Quiso volver al lugar al que pertenecía tras haberse cambiado el nombre, la religión y haber obviado por completo que ella estuviese ya casada con un indio (Kocoum) antes de casarse con John Rolfe.

No llegó a cumplir su sueño, pues un día antes de regresar con su pueblo, la princesa murió en Gravesent víctima de la viruela.

 

 

Al año de morir Pocahontas, su padre, murió.

Fue enterrada en el cementerio de la iglesia de Sant George y no quedó más que una leyenda, un mito construido por los escritos de Smith.

Nota: hay un libro sobre Pocahontas escrito por una de sus descendientes, se llama Pocahontas, escrito por Susan Donnell, de la colección best seller mundial de Planeta. (Yo lo añado a mi lista de libros pendientes, pues creo que ahora tengo más curiosidad por saber qué representa Pocahontas en verdad.)

Y sinceramente, no sé que habrá de cierto en estas historias, pero yo me quedo con lo qué significa para mi Pocahontas, lo que valoro de ella, y lo que he querido ser desde pequeña:

“Un espíritu libre, con afán de superación, con ganas de conocer nuevo mundo, con la duda de saber si hago bien o hago mal, con la duda de seguir a mi corazón o a mi cabeza, con una gran amor por la naturaleza, y luchar por la paz. Aceptar a cualquier persona, y saber perdonar. Necesito sentirme libre, independencia y buscar siempre la verdad, empezando por ser sincera conmigo misma. 

Esta es para mí la definición de la Pocahontas que yo quería llegar a ser.”

 ¿Lo habré conseguido?

En verdad he de reconocer que Disney en general ha marcado mucho mis pasos. Y prefiero seguir quedándome con la película.

 

3MSC

En relación con lo anterior hay un parrafo del libro ” A tres metros sobre el cielo” del mismo autor, Federico Moccia que me gustaría compartir:

Lo único que debes hacer es ponerte los cascos, tumbarte en el suelo y escuchar el cd de tu vida, pista tras pista ninguna se puede saltar, todas han pasado y de una forma u otra servirán para ir hacia adelante.

No te arrepientas, no te juzgues, Se quien eres y no hay nada mejor para el mundo.

Pausa, revovinar, play, aun, aun y aun más. Nunca detengas tu reproductor, sigue registrando sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro.”

Vive.

Como siempre digo, se puede aprender de cualquier cosa, hoy ha sido una película que ví hace varios meses, y esta semana un viaje por Italia ha hecho que la recuerde, y quiero compartir con vosotros el final, os animo a hacer una reflexión sobre las palabras que vais a escuchar a continuación.

http://www.youtube.com/watch?v=3BvXajF7a0I

La película se llama: Ho voglia di te, es una película italiana, muy conocida en España por su traducción a “tengo ganas de ti”, pero como bien he dicho anteriormente, soy profesora de inglés, y odio las traducciones, y los doblajes, por lo que tanto, como habeís podido comprobar está en italiano, por si necesitais traducirlo, aquí os dejo el texto que ha llamado mi atención de la película:

” Nessuno fa caso all’acqua che evapora dopo le piogge, quando torna il sole….
Poco importa se in quell’acqua ci sono anche le lacrime spese a piangere per amore, per dolore; l’acqua evapora, torna nell’aria e torna nei nostri polmoni respirando il vento che ci investe in viso e le lacrime tornano dentro di noi come le cose che abbiamo perso… ma nulla si perde davvero.Ogni secondo che passa, ogni luna che sorge, non fanno altro che dirci:
Vivi, vivi e ama quello che sei, comunque tu sia, ovunque tu sia, guarda in alto verso il sole, chiudi gli occhi e non stancarti mai di sognare”.
La vita è troppo breve per non essere felici!”

Por último me gustaría añadir que he visto todas las películas y me he leído los libros de Federico Moccia, los he utilizado como recurso para evadirme de la realidad muchas veces, pues cómo bien digo en ateriores entradas, es muy importante encontrar tu vía de escape y poder desconectar de la realidad de vez en cuando, sobre todo en nuestro futuro trabajo, tenemos que saber distinguir entre nuestra vida y nuestro trabajo, para conseguir ser felices y buenos profesionales. Y uno de estos “escapes” en mi vida son los libros, sobre todo los románticos.

La decisión de elegir a este autor y toda su obra, fue como consejo de una amiga a la que desde aquí le doy las gracias por recomendarlo en el grupo de amigas, pues en este viaje a Italia gracias a la motivación que nos ha dado este libro nos hemos atrevido a “hacer un pacto de amistad”, mediante una poesía y cerrándolo con su correspondiente candado.

Quizá no te das cuenta mienstras lees el libro, o ves la película, simplemente lo calificas de “demasiado romático”, pero como digo TODO se puede llevar a la realidad y nosotras, mientras mirabamos el mar, hicimos un recuerdo de lo que ha significado nuestra amistad en estos diez años, y encontramos nuestro lugar en el mundo.

Carpe Diem

Hay días, noches, tardes, minutos…en los que nadie se puede llegar a imaginar las cosas que pueden suceder y que te cambian todo lo que hasta ese instante tenías claro, incluso haciéndote sentir diferente.

Esos momentos en lo que crees que la esperanza está perdida…es cuando inunda la luz, cuando te das cuenta de que todavía tienes mucho que decir, que sentir, que vivir, que contar, que soñar…

A veces es una simple llamada, una visita, una conversación, un café, una sonrisa,  una mirada, un mensaje… es algo que te llena de un sentimiento diferente, extraño… momentos que nunca pensabas que te pudieran hacer volver a vivir.

 

 

Y esto puede conseguirlo algo tan simple como una amistad, un amor, el nacimiento de un niño…sentimientos que te alegran la vida.

 

 

Parece sencillo aunque no lo creas, pues simplemente sucede, de repente quieres estar ahí, no quieres irte, has olvidado todo lo que tienes que hacer, sólo quieres sentir.

En mi..hoy lo ha conseguido algo tan simple como un mensaje.

Los pequeños placeres me hacen feliz.

Los placeres del mundo son muy pequeños, tan pequeños que hay mucha gente que no los llega a apreciar, pero yo sí cada día, cada mañana, cada hora… Estos son algunos de los mios, ¿cuáles son los tuyos?, si no te lo habías planteado nunca, ¡empieza a hacerlo!

 

…. Andar en la playa mientras te roza el agua en los pies. Un beso o un mordisco en el cuello mientras se te eriza la piel . El sonido del silencio . Hacer pompas de Jabón . Romper las hojas de los árboles en pedacitos, cortar el césped cuando estas sentado en él. El olor a nuevo . Mirar una foto en la que sales con tus amigos y te trae recuerdos…

 

El calor en invierno…el frio en verano . Olor a pan recién hecho . Saber que todavía te quedan horas de sueño a mitad de la noche .Poner caras feas en las fotos . Encontrarte pipas peladas al final del paquete .Ver caminar a una pareja de abuelitos cogidos de la mano . Soplar en la nuca de alguien o en la oreja . Intercambiar un bocado de tu bocadillo . Pasear cogidos de la mano . Comerte primero la parte de fuera del regaliz y luego lo de dentro . Caminar bajo la la lluvia . Decir lo mismo que otra persona justo a la vez, y decir: ¡Los dos a la vez! y reir . Los polvitos que quedan cuando acabas una bolsa de gusanitos . Sacarle una sonrisa a alguien que no lo esta pasando bien . Meterte en cama cansadísimo después de un buen día . Que te digan bajito al oído te quiero . Ver la luna .

Darte cuenta de que has tirado la cuchara en la basura y el yogur en el fregadero .

Los fuegos artificiales.. El ruido del carboncillo en el papel . Ver una estrella fugaz . Mirar a los ojos a la gente . Ver como se derrite una vela . Comer los lacasitos por colores . Oler la ropa limpia . Mirar el cielo tumbada . Encontrar parecidos a las nubes . Ver las cosas dar vueltas . Pasar la hoja del calendario . Hacer burbujas con la pajita cuando bebes . Coger arena con las manos y dejar que se escurra muchas veces . Cuando se te rompe el pico de un cucurucho y tienes que comerte el helado muy deprisa para no mancharte . Una carta escrita a mano .

Despertarme antes de que suene el despertador . Que el tweet de alguien esté dirigido a ti, o su entrada . Pensar metido en la cama . Pegar un bostezo . Jugar a quien aguanta más ..debajo del agua . Hacer equilibrio en el bordillo de la acera .

Romper el papel de los regalos . Cuando estás en un concierto y te crees cantante . Decir OK o reírte cuando no has entendido lo que han dicho . Sonreír por una casualidad . Las manos de mi abuelo . Darle el dedo a un bebé y que no te lo suelte . Mojar galletas de chocolate en leche caliente . Mirar al mar. Contemplarla naturaleza, un insecto. Leer las letras de las canciones como si fueran poemas . Cortar etiquetas . Comer nocilla con el dedo . El cosquilleo de los 5 minutos antes de tu primera cita con alguien . Dibujar en un papel mientras hablas por teléfono . Dormir cuando llueve .

Sacarme las zapatillas sin desabrocharlas . Que te agradezcan algo mucho tiempo después de haberlo hecho . Cuando me subía al carrito del super . Ver que hay niños que hacen lo que tú hacías cuando eras pequeño .Chupar una gominola hasta que desaparece . Ver como se hincha la bolsa de palomitas en el micro . Pisar hojas secas .

Hacer fotos a gente riéndose cuando quieren salir posando y tu les has hecho reír . El sonido de la lluvia . Que esté el olor de tu pareja entre las sábanas, o en tu ropa . El sonido que se produce al morder una manzana. El papel de las fotocopias cuando aún está caliente . Probar todos los bocadillos de un restaurante en distintos días . El sonido de las maquinas de escribir antiguas

Recibir un toque/mensaje inesperado . La última frase de un libro, de una canción, de un poema.. .

Poner el ipod en Aleatorio y que salgan todas las canciones favoritas en ese momento, o una especial para ese instante .

El momento de quitarle el plástico a una cosa nueva . Volver a comerte un Frigopie, un Mikolápiz, Fantasmikos… El día de antes de hacer un viaje… .Ver como se disuelve una pastilla efervescente .

Mirar al fuego .Tumbarme en la cama recién duchada con el albornoz puesto .

Es simple…tan sólo Madrid.

“ Hoy cómo cada día hay algo que me ha hecho reflexionar, y se lo debo a una de mis compañeras de piso “Vir” y ha sido mediante la siguiente entrada de su blog :”Madrid” http://www.virginiahiguera.com/

Mientras la leía pensaba, que gran verdad, con qué facilidad se nos olvidan las cosas que nos gustan, esas pequeñas cosas que son las que en verdad nos hacen felices, y el porqué de nuestras decisiones.

En su caso hoy…es Madrid

 

Ha sido algo tan simple como unas vistas desde una azotea lo que le ha hecho recordar lo mucho que le gusta vivir en esa ciudad, y por tanto ha encontrado uno de sus motivos de felicidad hoy día.

Os animo a buscar una de las pequeñas cosas que os hacen felices y que apenas valoramos, pues las cosas “insignificantes” de la vida, son las que verdaderamente dan la felicidad , y más aún si encontramos su porqué.

 

Este vídeo os ayudará a daros cuenta de muchas de ellas, pero… ¿Con cuál te quedas tú? http://www.youtube.com/watch?v=0Uw6DyAyKnE

Yo para diario me quedo con las sonrisas sinceras y el cantar de los pájaros en la mañana”

Confirmando la bipolaridad.

Tal vez no lloro, pero me duele. Tal vez no lo digo, pero lo siento. Tal vez no lo demuestro, pero me importas.

Cómo podéis comprobar..cada vez confirmo que sin trastorno..pero todos somos bipolares.

El blanco…puede ser negro, a veces un “no” dice un “si, porque lo más fácil no siempre es lo más acertado, y lo complicado no siempre es lo más atractivo.
Porque una mirada vale más que mil palabras, pero las palabras duelen menos que los silencios. Hay días oscuros y noches que brillan. Porque hay días para todo, pero no hay tiempo para nada. Porque nada lo es todo, y a veces todo, es nada…Correr no significa llegar lejos, y lo pequeño puede ser lo más grande
…Porque muchas veces lo ligero es lo que más pesa…
Pero he encontrado algo en lo que no existe la bipolaridad…SIEMPRE, SIEMPRE cuanto menos lo mereces es cuando más lo necesitas